Loyalty Programs o programas de fidelización

Programas de fidelización.

Actualmente los consumidores tienen todas las herramientas en su mano para acceder a comparar productos y servicios, para leer opiniones con las que reafirmarse en el consumo de una marca o pasar sin ningún inconveniente a otra, ya sea por precio, calidad, o moda.

Por ello, hoy más que nunca la clave está en fidelizar al cliente, si está suficientemente satisfecho con la marca no existirá opinión que le haga cambiar de idea y, para conseguir esta estrategia múltiples herramientas al alcance de las empresas.

Entre ellas una de las más consolidadas por satisfacer al consumidor durante toda su vida como cliente se encuentra en los Loyalty Programs, o programas de fidelización, que le ofrecen algo cada día. No estamos hablando de las ya asentadas tarjetas, los programas de fidelidad cuentan con multitud de opciones para alcanzar unos objetivos comunes que persiguen mantener al cliente y el contacto con él, ampliar las posibilidades de captar a nuevos, y permiten conocer los perfiles de consumo.

Entre los Loyalty Programs destacados actualmente se encuentran los clubes de ahorro, donde los clientes pueden realizar compras en diferentes tiendas a través de una plataforma exclusiva para ellos. En este club encontrarán descuentos, servicios, y promociones constantes en primeras marcas y en tiendas cercanas en las que pueden hacer sus compras online o de forma física.

Dentro del área de fidelización otra herramienta en constante crecimiento son los programas de incentivos en los que el objetivo radica en premiar o agradecer al cliente su confianza a través de regalos directos, sorteos o concursos que le permitan vivir una experiencia ajena a la marca.

Ambos casos permiten dar un beneficio extra al cliente, que siempre se sentirá más receptivo a próximos lanzamientos o, simplemente, más fiel si somos capaces de generarle un buen sentimiento mediante estas campañas de fidelización.

En definitiva, se trata de pensar como el cliente y ofrecerle lo que en ese momento necesita, más allá de nuestro propio producto. Porque su lealtad y su reacción ante la marca definirán el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *